/

Estrategias de marketing

Una correcta estrategia de marketing es fundamental para cualquier tipo de negocio. Lograr establecer tus metas mediante objetivos claros es la mejor forma de poder determinar cuál es el mercado al cual nos vamos a dirigir. Una vez logrado esta segmentación, debemos enfocarnos en ofrecer un producto nuevo que logre satisfacer las necesidades de nuestros clientes.

Tipos de estrategias de marketing

Estrategia de cartera

La estrategia de cartera nos ayuda a fijar una combinación de posibles formas de actuar dependiendo de la empresa, recursos y del mercado que nos enfrentamos.

Analizaremos las cuatro herramientas para la estrategia de cartera:

Posición y competencia: Consiste en relacionar el atractivo del de un producto o servicio dentro de determinado mercado, conociendo las ventajas y desventajas para invertir de manera correcta o en caso contrario abandonar la posibilidad de desarrollarla.

Estrategias de marketing

Como podemos observar en la imágen, en el “eje x” tenemos la actividad del mercado, mientras que en el “eje y” a la competencia. Para entender mejor el concepto lo clasificamos de la siguiente manera:

  • Invertir: Al tener una alta competencia y tratarse de un mercado en crecimiento necesitaremos una mayor cantidad de inversión para crecer nuestro negocio. Por ejemplo Netflix.
  • Proteger: En este caso necesitaremos replantear nuestra estrategia de marketing o ser más cautelosos a la hora de promocionar nuestro producto o servicio ya que podemos mantener nuestros estado actual o favorecernos del potencial crecimiento.
  • Retirarse: En este caso no disponemos de baja competencia a la vez que nuestro mercado no demuestra interes a la hora de comprar. Esto puede deberse a que se trate de un producto obsoleto o que no estés dirigiendo al país, ciudad, etc correcta.

Estrategia de marketing diferenciado o segmentado

Hoy en día segmentar a tu público es totalmente fácil con herramientas como Facebook o Google. Mientras más segmentado esté nuestro anuncio, tendremos una mayor retención de las personas.

Si intentemos vender nuestro producto de forma directa podemos generar un rechazo de nuestro potencial comprador, por lo tanto, le brindaremos una guía, video, curso, etc de forma gratuita a cambio del email.